jueves, 20 de noviembre de 2014

La cigarra del octavo día | Mitsuyo Kakuta

Título: La cigarra del octavo día
Autora: Mitsuyo Kakuta
Género: Novela 
Editorial: Galaxia Gutenberg
ISBN: 978-84-16072-44-6
Precio: 18€

Agarra el pomo de la puerta. Está congelado como un trozo de hielo, una frialdad que parece advertirla de que ya no hay marcha atrás. Kiwako sabe que los días laborables, a partir de las ocho y diez de la mañana, el apartamento no está cerrado con llave durante unos veinte minutos. No hay nadie. En este intervalo dejan solo al bebé. Sin vacilar gira el pomo. «No voy a hacer nada malo. Sólo quiero verlo un momento. Sólo me gustaría ver a su bebé; eso es todo. Después pondré punto y final. Lo olvidaré todo y empezaré una nueva vida.» Pero Kiwako no deja al bebé. Marcha de aquella casa con la pequeña en brazos y empieza una angustiosa huida.

La cigarra del octavo día relata la desesperada vida de Kiwako Nonomiya, una muchacha que, tras abortar por petición de su amante, un hombre casado, queda estéril. Poco tiempo después, aquel hombre y su esposa tienen una niña, algo que trastoca los sentimientos de Kiwako. Sin llegar a meditar las consecuencias, en un momento de impulso vital, Kiwako secuestra a Erina y huye con ella hacia un destino desconocido.

Kiwako vivirá tres años de intenso sentimiento maternal mientras no deja de mirar siempre atrás en busca que alguien que descubra su verdadera identidad y su terrible delito. Angustiante es no sólo esa huida sino el constante examen de conciencia y autoconvencimiento que Kiwako se hace una y otra vez hasta el punto de llegar a creer que Kaoru como llama ella a la niña, es su verdadera hija. Aquel bebé que empezó a crecer en su vientre y que, por voluntad ajena tuvo que hacer desaparecer. 

En casa de una amiga, con una oscura anciana a punto de ser desahuciada o junto a una controvertida secta femenina son algunos de los lugares en los que Kiwako se esconde mientras intenta encontrar un verdadero hogar para ella y Kaoru. 

La primera parte de la novela nos la relata la propia Kiwako en una suerte de diario personal. El hecho de estar narrado en primera persona no sólo nos acerca más a los pensamientos y sentimientos de Kiwako sino que hace que nos adentremos con más fuerza en sus miedos y sus angustias. La segunda parte también está escrita en primera persona pero el narrador es la niña que se ha convertido en una joven.

La trama, cogida como tal, un secuestro, una huida y una persecución, bien podría ser el argumento de una novela de misterio o de acción. Pero en este caso, a mi entender, los hechos quedan en segundo plano. No os esperéis una narración trepidante de hechos como si de una película de acción se tratara. La trama es la excusa para adentrarnos en la naturaleza humana, para reflexionar sobre los sentimientos de las personas, sobre su bondad y su maldad. La historia sirve para intentar comprender los pasos que las personas siguen en su vida. Y es, además, un valiente planteamiento de la terrible disyuntiva que para una mujer supone la decisión de abortar. En este sentido, no creo que la novela sea un alegato en defensa o de denuncia del aborto, es simplemente una exposición de los sentimientos más humanos que una mujer se puede encontrar ante tremenda situación. Sentimientos de duda, de miedo, de inferioridad incluso, pero sobre todo de duda. ¿Qué habría pasado en caso contrario? Porque la decisión de Kiwako no sólo afectará al bebé no nacido y a ella misma.

Como he dicho antes, la novela es más una profunda reflexión sobre la vida y las decisiones vitales que una historia de acción. Aunque acción, misterio y angustia hay en altas dosis. 

La autora te hace sentir los sentimientos tanto de Kiwako como de su hija. Te pone en la piel de estas mujeres que han sufrido una terrible situación en sus vidas y que, al final, marcará su existencia. La clave de la obra es saber si para ambas mujeres será un trauma o conseguirán superar aquella terrible situación. Ser perdonadas y perdonar.




La cigarra del octavo día es una novela escrita por Mitsuyo Kakuta, una escritora japonesa que ha tenido gran éxito de público y de crítica con sus más de cincuenta novelas, ensayos y cuentos. La cigarra del octavo día fue un auténtico bestseller en Japón. Además de recibir el premio Chuo Koron, fue adaptada a una serie de televisión y a una película. 


Os recomiendo la lectura de La cigarra del octavo día porque es una novela dramática, conmovedora, que sacude nuestra conciencia y que, al final, es posible, que nos purifique de nuestros propios miedos.

1 comentario:

  1. tu comentario sobre el libro me ha convencido de comprarlo, de por si siempre busco nuevos autores orientales interesante y creo que Mitsuyo Kakuta me va a encantar, gracias!

    ResponderEliminar

¿Has leído este libro? Me encantaría conocer tu opinión sobre el mismo