martes, 6 de octubre de 2015

La duquesa de Sagan | Ildefonso Arenas

Título: La duquesa de Sagan
Autor: Ildefonso Arenas 
Género: Novela histórica
Editorial: Edhasa
ISBN: 978-84-350-6275-6
Nº de páginas: 640
Precio: 26 €

Mademoiselle Libuse Absolonová es una joven de origen humilde que ha llamado la atención de la imponente duquesa de Sagan. Su pasión por el ajedrez hace que se fije en aquella muchacha que tiene un impresionante don para la estrategia además de ser capaz de memorizar las distintas jugadas de una partida. Así es como Libuse se incorpora al universo de la duquesa, que la nombra su lectrice personal.

La duquesa de Sagan es un apasionante relato que nos descubre la vida de una de las mujeres más interesantes de su tiempo y desconocida para muchos. Y lo hace de la mano de una de sus sirvientas, quien nos habla en primera persona, para hacer de la narración algo más íntimo y auténtico. Libuse es "hija de un caballerizo y una fregona, y pobre de solemnidad". Pero Libuse consigue ganarse la confianza de la duquesa y con ella vivirá una de las épocas más apasionantes de la historia de Europa. 

La novela resucita a Wilhelmine von Sagan, una de las mujeres más respetadas, poderosas y envidiadas de su tiempo. Heredera de una gran fortuna y un amplio territorio en media Europa, la duquesa hizo de su salón literario uno de los centros neurálgicos del poder en aquellos años en los que Napoleón avanzaba imparable por el viejo continente. Enemiga acérrima del emperador, la duquesa influyó de manera determinante en hombres de su tiempo, como el ministro Metternich, para afianzar una alianza entre Prusia, Rusia y Austria que intentara frenar la expansión napoleónica. 



La duquesa de Sagan nos regala un precioso retrato del personaje público, de la aristócrata comprometida con el devenir político de su tiempo, pero también nos presenta a una mujer de carne y hueso, desvergonzada, con una fina ironía en ocasiones convertida en sarcasmo. Una mujer que puede ser la más elegante de las damas y también la más vulgar de todas ellas. A lo largo de la novela nos encontramos con comentarios hilarantes sobre las relaciones entre hombres y mujeres. "Mi señora, en suma, era para conocerla", nos cuenta Libuse. "Era una observadora genial, de las almas y de los cuerpos, de los hombres y de las mujeres. Tanto que a su lado, si estaba de buenas, era imposible sujetar las carcajadas". 

Personajes de la talla de Metternich, con quien tuvo un romance, Talleyrand, Madame de Staël, George Sand, Napoleón... aparecen directa o indirectamente en una narración que te hace reir y te engancha desde la primera página. Que nos invita a viajar a un tiempo apasionante y nos presenta a una mujer de la que no conocía su existencia. Me he reído con muchas de las salidas de tono de la elegante duquesa y he aprendido los entresijos de la política que pusieron las bases de la Europa moderna. 

El autor de La duquesa de Sagan es Ildefonso Arenas. Aparte de un cierto número de textos profesionales, ha publicado un par de obras de ficción, ambas bajo pseudónimo. Álava en Waterloo (Edhasa, 2012), su tercera obra extensa, se inspiró en un año especial en la vida de una figura  histórica, el teniente general Miguel-Ricardo de Álava  Esquivel. La duquesa de Sagan es su segunda novela histórica. Y tiene una tercera en preparación. Si es como la que he disfrutado, espero que sea todo un éxito.

La duquesa de Sagan es una lectura divertidísima, un retrato genial de una mujer excepcional. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Has leído este libro? Me encantaría conocer tu opinión sobre el mismo