domingo, 10 de enero de 2016

La vida cuando era nuestra | Marian Izaguirre

Título: La vida cuando era nuestra
Autora: Marian Izaguirre
Género: Novela
Editorial: Lumen
ISBN: 9788426422361
Nº de páginas: 416
Precio: 19,90 €

En la oscura España de la posguerra, una mujer extranjera pasea por las calles de Madrid. Su mirada se fija en un hombre al que, sin saber muy bien por qué, sigue en sus pasos. Así descubre la librería de Matías y su compañera Lola, una pareja cuya vida ha cambiado, y mucho, desde que la guerra ha terminado. Alice, que así se llama la extranjera, se incorpora poco a poco a la existencia de ambos, de la mano de un libro, La chica de los cabellos de lino. Y la vida de todos ellos, ya no será la misma nunca más. 

La vida cuando era nuestra relata la vida de Matías, Lola y Alice en el Madrid de los años cincuenta, un Madrid empobrecido por la guerra y oprimido por la dictadura. Matías es un antiguo editor víctima de la represión por culpa de sus ideas políticas. Ahora sobrevive como puede vendiendo libros y material de oficina, ayudado por su pareja, Lola. Lola es una mujer soñadora, que está cansada de la triste vida que la situación política en España ha provocado. Lola ama profundamente a Matías, un hombre que dejó a su anterior esposa para seguir a su verdadero amor, algo que en la España franquista no está en absoluto aceptado ni bien visto. 

Un día, Matías decide poner en el escaparate de su humilde tienda un libro abierto con la intención de que los que pasen por delante lo vayan leyendo. Una idea que a su mujer Lola le parece un poco absurda. Pero ese libro termina convirtiéndose en el nexo de unión entre ella y Alice, la mujer extranjera que un día entró en sus vidas y con quien comparte la lectura conjunta de La chica de los cabellos de lino. 

La vida de Rose Tomlin atrapa sin remisión a Lola y Alice. Rose es hija ilegítima de un aristócrata inglés. Su vida es un camino en busca de su propia identidad. Entre Francia e Inglaterra, sus dos patrias, Rose vive los convulsos años previos a la Segunda Guerra Mundial y el tiempo de la cruenta contienda. Rose descubre el amor, la lealtad, la frustración, y, sobre todo, la verdadera identidad de su madre. 

Alice y Lola se emocionan, se conmueven, con el destino de Rose, mientras el suyo propio se va entrelazando sin que puedan evitarlo. 

La vida cuando era nuestra evoca aquellos años tristes de la España de la posguerra con gran realismo igual que la Francia y la Inglaterra de la época de entreguerras; la lujosa vida de la familia a la que pertenece Rose; la vida artística de París; la Europa que se prepara de nuevo para un terrible conflicto. 



La novela es un homenaje a los libros. Un libro lleno de libros. Una historia en la que grandes escritores y escritoras aparecen con ecos de sus hermosas e inmortales palabras. Un recuerdo del poder de la lectura. Del amor y la magia que nace de la letra escrita.

La historia está narrada por varias voces, unas en primera persona, otras en tercera. Un relato que salta en el tiempo y el espacio como un bailarín que se traslada por las tablas con belleza y armonía. De un país a otro, de un personaje a otro, de un tiempo a otro, la historia se va hilvanando hasta descubrirnos un final hermoso. No quiero explicar más sobre el argumento para no desvelar nada y dejar a los futuros lectores la posibilidad de sorprenderse, emocionarse. Al menos es lo que yo he sentido con todas y cada una de las palabras de esta auténtica maga de la escritura. 

Marian Izaguirre vuelve de nuevo a deleitarme con una de sus novelas. Ya me convenció con la primera que leí de ella, Los pasos que nos separan. Hacía tiempo que quería leer La vida cuando era nuestra y ahora que la he terminado sólo puedo deciros que os hagáis con un ejemplar cuanto antes y disfrutad de su lectura. 

2 comentarios:

  1. Es una autora que quiero leer desde hace un montón =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Interesante reseña que ha despertado mi interés por leer esta novela! Saludos!

    ResponderEliminar

¿Has leído este libro? Me encantaría conocer tu opinión sobre el mismo