martes, 25 de octubre de 2016

Esto podría ser un gambito de dama, pero es una canción de amor | David Vicente

Título: Esto podría ser un gambito de dama, pero es una canción de amor
Autor: David Vicente
Género: Novela
Editorial: Almuzara
ISBN: 978-84-16776-27-6
Nº de páginas: 224
Precio: 17 €

A veces las decisiones propias tienen terribles consecuencias en vidas ajenas. Eso es lo que le sucedió a Elena y Víktor Bakatin. Dos de los personajes clave de esta trepidante novela sobre los últimos años de la URSS. Un tiempo en el que el KGB continuaba hurgando en la vida de los ciudadanos atrapados tras un telón de acero que, en aquellos tiempos ya no era tan sólido. Elena nos lo demostró.

Esto podría ser un gambito de dama pero es una canción de amor es una novela que aborda con apasionante crudeza la historia de la caída del comunismo. Y lo hace a través de una de sus más grandes obsesiones, la insistente necesidad de demostrar al mundo que sus deportistas eran su mejor bandera. La novela cobra sentido a partir de un hecho real que conmocionó a ese mundo de los dos bloques en el que capitalismo y comunismo se enfrentaban de muchas y variopintas maneras en la larga Guerra Fría. En noviembre de 1988, pocos meses antes de la caída del muro de Berlín, Elena Ajmilóvskaia, una de las mejores jugadoras de ajedrez de todos los tiempos, aprovechó su participación en las Olimpiadas de Ajedrez de Salónica para huir con su amante, el entrenador del equipo estadounidense, John Donaldson. Ambos se habían conocido en La Habana, en otro campeonato mundial de ajedrez, y tras mantener un idilio a distancia, planearon su huida. Tras contraer matrimonio en la embajada de los Estados Unidos, volaron rumbo a la tierra de las libertades sin que los agentes del KGB pudieran hacer nada para impedirlo.

A partir de este hecho, la novela entrelaza la vida de muchos personajes cuya existencia es un reflejo de lo que se vivió en los últimos momentos de una agonizante URSS. Elena y John no son exactamente los protagonistas de la historia, aunque, como ya he dicho, su fuga es indispensable para que el autor construya toda una trama de espionaje, traición, amor y (mucho) desamor. Para mí, el máximo protagonista es Víktor Bakatin, el desdichado agente del KGB bajo cuya responsabilidad se encontraba la delegación rusa. Un hombre cuya vida dará un giro vertiginoso abocándole a los más oscuros rincones del comunismo. 

Elena Ajmilóvskaia
Un drogadicto que malvive en Alcalá de Henares con una antigua prostituta; una brillante lanzadora de disco del equipo olímpico soviético; un miembro del KGB que aprovecha las vicisitudes de la vida para convertirse en uno de los mafiosos más poderosos de la nueva Rusia; unas jóvenes ajedrecistas húngaras, son algunos de los personajes que completan el elenco de vidas marcadas por un mundo empeñado en demonizar al contrario. 

Esto podría ser un gambito de dama pero es una canción de amor llega a lo más profundo del corazón. Sacude las conciencias y nos habla de unas marionetas que un día se soltaron los hilos cayendo, en algún caso, a un vacío de cruel desesperanza. La novela escrita por un narrador omnisciente te atrapa desde el primer momento. Muy bien escrita e hilvanada, lo que no es fácil en un relato que nos hace saltar en el tiempo y el espacio, desde Grecia a Cuba pasando por la angustiosa prisión soviética de Perm o la América de las oportunidades. 

Además de verme atrapada desde la primera página en la vida de unos personajes con profundas vicisitudes personales, la novela me ha acercado a los principales acontecimientos que se vivieron en los últimos tiempos de la Unión Soviética y que forman parte de la historia actual de nuestro mundo. Además de los hechos políticos, las atrocidades sufridas por los deportistas y las crueldades vividas en las cárceles soviéticas. Con Lenin o Stalin como protagonistas silenciosos, Esto podría ser un gambito de dama pero es una canción de amor nos pinta un cuadro dramáticamente realista del final de la URSS. 

David Vicente es diplomado en Ciencias Políticas y máster en Unión Europea. En los últimos años ha sido guionista de numerosos cortometrajes, series y documentales de índole social. Con su primera novela, Un pequeño paso para el hombre (Ediciones Tagus), obtuvo una gran acogida por parte de la crítica. Lo que la llevó a ser seleccionada como uno de los cinco mejores debuts literarios del año 2012 por El Cultural del diario El Mundo. 

Esto podría ser un gambito de dama pero es una canción de amor es una novela trepidante, conmovedoramente cruel, real. Vamos que os la recomiendo encarecidamente.  Por cierto, también se aprende un poco de ajedrez, como el movimiento que da nombre a la novela, “gambito de dama”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Has leído este libro? Me encantaría conocer tu opinión sobre el mismo