viernes, 5 de septiembre de 2014

Almudena Navarro: Es la primera vez que edito algo de forma espontánea

Después de su incursión en el mundo de la novela con La alcoba escondida, en la que nos hizo viajar a la Segunda República española, Almudena Navarro nos vuelve a sorprender con un relato totalmente distinto. La Alejandría olvidada, una novela de aventuras y en defensa de la cultura universal, nos acerca a una de las muchas ciudades que Alejandro Magno fundó durante su glorioso reinado. He tenido la suerte de poder hacerle unas preguntas a esta mujer que se atreve con todo. 

La Alejandría Olvidada es una novela de aventuras ¿de dónde salió la idea?

Lo cierto es que soy fan del Canal Historia y la idea surgió viendo un documental sobre Afganistán. Sobre yacimientos destruidos. Pensé que ahí podría haber una buena historia, tipo Indiana Jones. Soy fan de la saga (excepto La Calavera de Cristal, que no me gustó). 

La historia se sitúa en el Afganistán actual y en la antigua Alejandría del Oxo, dos historias que al final, de algún modo, se unen ¿es complicada la narración a dos tiempos?

Es complicada la unión de las dos tramas, hasta el final no supe exactamente cómo iban a encajar. Era la primera vez que editaba algo de forma espontánea. Yo soy de las que lo tengo todo decidido antes de sentarme a escribir, no dejo lugar a la improvisación en el argumento. Sí, en cuanto a las descripciones, diálogos y escenas. Tengo normalmente cada capítulo cerrado de antemano, no quiero sorpresas. Con La Alejandría Olvidada, no ha sido así. Ha sido todo más fluido, espontáneo, sin esfuerzo. Como si encajaran las piezas de un puzzle.

El relato, además de una trepidante aventura, es una denuncia del poco respeto que se tiene a algunos restos arqueológicos antiguos... ¿verdad?

Totalmente, de hecho, en el documental había visto como los talibanes disparaban con metralletas a los Budas de Bamiyan, un símbolo del país. Me sentí indignada. Incluso atacada, es parte de la historia de nuestra humanidad.


La Alejandría olvidada es tu segunda novela, muy distinta al tema de La alcoba escondida, pero en ambas ocasiones con un trasfondo histórico ¿la historia es para ti una fuente básica de inspiración?

Me he arrepentido siempre de haberme matriculado en la Facultad de Económicas en vez de en la de Historia. La Historia ha sido siempre mi pasión, especialmente me ha interesado siempre el papel de las mujeres en la historia. Espero ver mi sueño cumplido algún día, y verme matriculada en la Universidad, aunque sea cuando me jubile. Me encantaría especializarme en historia antigua.

A pesar de que la novela es una historia ficticia, está basada en hechos reales ¿puedes explicarnos un poco cómo fue tu proceso de documentación?

Realmente no ha sido difícil, puesto que hay muy pocas fuentes y eso facilita la labor. No hay mucha información del Imperio Grecobactriano. Con mi anterior novela, La Alcoba Escondida, fue mucho más complejo: La II Republica. Miles de fuentes (muchas de ellas contradictorias), miles de documentos… Tardé años en conseguir sostener el argumento. El proceso para La Alejandría olvidada ha sido más fácil, una vez encontré “Los Dossiers de arqueología” de Paul Bernard y sus memorias de la Delegación Francesa (DAFA), supe que tenía la trama armada. El resto era ir tirando de la historia, aprendiendo sobre Afganistán en el año 2002 y sobre la cultura helénica. Eso sí, todo la documentación especializada estaba en francés o en inglés. Menos mal que dómino ambas lenguas.

Una profesión, dos hijas, escritora... ¡¿cómo lo haces?!

Pues no es fácil, de vez en cuando lo paso mal. Hago un poco de Mindfulness, y pilates. Pero me cuesta hacer deporte, porque prefiero estar leyendo. Tengo la impresión de que pierdo tiempo de lectura. Pero hay que mantener un equilibro entre la mente y cuerpo. De todas formas mi prioridad son mis hijas, ellas van antes que nada ni nadie. Intento organizarme y escribir en su horario de colegio. A veces se quejan, y les explico que les estoy escribiendo cuentos, para cuando sean mayores. Para compensar una vez a la semana les cuento un cuento inventado en el que ellas son las protagonistas. Les encanta. 

La Alejandría olvidada la has autopublicado y con mucho éxito por ahora ¿por qué escogiste esta opción? ¿crees que es una buena manera de acercarte a tus lectores sin entrar en el circuito tradicional de las editoriales?

Creo que es un método, válido como los otros. Sin menospreciar el circuito tradicional, en el que he estado. Valoro el papel del editor tradicional. Pero me siento muy cómoda auto publicándome, controlando todo el proceso. Ambos caminos, son igual de correctos. Que cada cual escoja el suyo… Pero lo que no tiene sentido en mi caso es publicar con una editorial que no crea en mí, ni me promocione. Si lo voy a hacer yo todo, prefiero hacerlo sola. Me encantaría encontrar a un editor que creyera de verdad en mí y con el que sintiera una afinidad, pero lo veo difícil. 

No lo debo estar haciendo mal cuando en un mes y diez días, casi 1400 personas se han descargado La Alejandría Olvidada.

¿Tu próximo proyecto literario?

Debo confesar que La Alejandría olvidada no es mi segundo proyecto, en realidad es mi tercero. El borrador de mi segunda novela, lleva más de un año acabado. Pero lo tengo en el horno, cociéndose, porque le voy a dar una vuelta. Es la historia de una mujer, Victoria, una joven fuerte, que enviuda nada más casarse y debe hacerse cargo de una hacienda manchega. Está ambientada entre Minglanilla y Fuentealbilla. Es una especie de tragicomedia manchega, por ahora la titulo “La Soledad de Victoria”. Espero publicarla el verano que viene.

Pues yo espero poder disfrutar de tu novela. ¡Muchas gracias y mucho éxito!

2 comentarios:

  1. Genial entrevista!! Todo un placer acercarnos un poco más a Almudena Navarro!! Espero hacerme con la novela! ;-)
    Saludoss

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho la entrevista.
    Ahora mismo estoy leyendo La Alejandría olvidada, y estoy disfrutando mucho con la historia.
    Un beso!

    ResponderEliminar

¿Has leído este libro? Me encantaría conocer tu opinión sobre el mismo