domingo, 12 de abril de 2015

La flor del Surinam | Linda Belago

Título: La flor del Surinam
Autora: Linda Belago
Género: Novela
Editorial: Espasa
ISBN: 978-84-670-4394-5
Nº de páginas: 744
Precio: 22.50 €

En 1876 Julie y su segundo marido Jean Rozenberg son una pareja unida que, tras largos años de dificultades, han conseguido encontrar la paz en su plantación del Surinam. Por aquel entonces colonia holandesa, la esclavitud acaba de abolirse y algunos de los esclavos que permanecían a su cargo buscan su propio camino mientras que los más fieles permanecen a su lado en calidad de trabajadores. Pero la caña de azúcar necesita de muchas manos para que sea rentable, por lo que los Rozenberg acudirán en busca de nuevas manos entre los indios recién llegados.

La flor del Surinam nos invita a conocer los designios de Julie, a quien ya conocimos en la primera novela de Linda Belago, El reino del azahar, donde compartimos su triste destino al perder a sus padres en un accidente y de la Vieja Europa viajó a las colonias holandesas con un marido al que nunca quiso y quien la engañó para conseguir su fortuna. Ahora Julie es una mujer felizmente casada con Jean Rozenberg, su verdadero amor. Junto a ellos, la fiel Karini y su hija Kiri, antaño esclavas y ahora sirvientas incondicionales, que conviven con la familia de Julie, con Henry y James, cuyos orígenes no tendrán del todo claros e irán descubriendo a lo largo de la historia.

Necesitados de nueva mano de obra, al enterarse de la llegada de un nuevo barco de trabajadores desde la India, los Rozenberg se trasladan a la capital, Paramaribo, donde contratarán a varios hombres que han viajado con sus propias familias. Los indios no sólo traen consigo a sus seres queridos, también sus costumbres, que chocarán peligrosamente con las de los negros y los dueños de las plantaciones. 

Entre las familias que se incorporarán al trabajo de la plantación Rozenberg, se encuentran Sarini y su hija Inika, quienes han seguido a su marido desde la India para encontrar un futuro mejor. 

Así, los Rozenberg, sus antiguos esclavos, entre ellos Karini y Kiri, y la familia de Inika, se convertirán en los protagonistas de esta extensa novela donde la vida de todos ellos girará en torno a Julie, personaje principal indiscutible. Sus vidas irán avanzando con alegrías y tristezas, felicidad y conflictos, a veces alejándose de Rozenberg, a veces para volver a la plantación. Trayectos vitales que se cruzan y entrecruzan mientras los secretos, a veces mentiras, del pasado de Julie, amenazan con perturbar la endeble tranquilidad de su vida. Los fantasmas del pasado parece que no dejarán descansar a aquella muchacha huérfana que se ha convertido en la señora de una gran plantación. 

La flor del Surinam es la continuación de la historia que Linda Belago nos relató en El reino del Azahar. Pero es una novela que se puede leer por separado porque continuamente el relato va haciendo alusiones al pasado, resumiendo los hechos determinantes de la vida de Julie y los personajes que junto a ella aparecieron en El reino del Azahar. Todo parece indicar que ambas novelas formarán parte de una trilogía al estilo de las escritas por Sarah Lark.

La novela hace una bonita recreación histórica de la vida en las colonias holandesas como ya lo consiguió en El reino del Azahar. En esta ocasión, resigue su evolución, con la abolición de la esclavitud y lo que esto significó no sólo a nivel económico sino también socialmente, cuando los negros tuvieron que buscar una manera de encajar en el nuevo modelo de trabajo y los blancos a aceptar que aquellos ya no eran sus siervos a cambio de nada. Igualmente la llegada de trabajadores indios, nos acerca a sus costumbres que chocan con las de la comunidad colonial y que se representarán sobre todo en el personaje de Inika. 

Si El reino del Azahar me gustó, La flor del Surinam no me ha decepcionado en absoluto. A pesar de que no soy muy amante de las novelas conocidas como Landscape, en este caso ambas historias me han enganchado. En esta ocasión me ha gustado bastante más porque el personaje de Julie ha madurado, se ha hecho más fuerte y se ha rodeado de otras mujeres valientes dispuestas a romper con las tradiciones más rancias y denigrantes para ellas. 

El texto está plagado de belleza, con hermosas descripciones de un paisaje embriagador mientras que sus personajes son seres de carne y hueso. Todos ellos viven, sueñan y sufren, rodeados de sentimientos que los perturban mientras otros los llenan de felicidad. Porque La flor del Surinam es una novela de sentimientos sin llegar a ser almibarada, es una historia que llega al corazón y te engancha desde la primera página.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Has leído este libro? Me encantaría conocer tu opinión sobre el mismo