sábado, 14 de mayo de 2016

Una pasión rusa | Reyes Monforte

Título: Una pasión rusa
Autora: Reyes Monforte
Género: Novela histórica
Editorial: Espasa
ISBN: 978-84-670-4517-8 
Nº de páginas: 592
Precio: 19.90 €

¿Se puede perder todo por amor? Existen historias reales que a menudo superan cualquier mente imaginativa. Vidas que sobrepasan todo relato ficticio. Una de aquellas existencias dignas de ser noveladas es la historia de amor entre el compositor ruso Sergei Prokófiev y la cantante lírica española Lina Codina. Una historia que Reyes Monforte ha convertido en novela y nos ha regalado un libro inolvidable sobre uno de los amores más apasionados, apasionantes y dramáticos del siglo XX. 

Una pasión rusa es una novela histórica en mayúsculas. Un libro que recupera la historia de amor de un compositor ruso y su admiradora. Él era Sergei Prokófiev, uno de los principales compositores rusos del siglo pasado. Compuso conciertos, óperas como Guerra y Paz, Romeo y Julieta o El amor de las tres naranjas, sinfonías como Pedro y el Lobo, además de crear la banda sonora de películas como la que compuso para los films del director ruso, Serguéi Eisenstein, Iván el Terrible o Alejandro Nevski. Prokófiev fue un compositor prolijo que dejó su Rusia natal después de la revolución y vivió durante muchos años en otros países de Europa y en los Estados Unidos. Fue en Nueva York mientras daba uno de sus multitudinarios conciertos cuando su vida se cruzó con la que se convertiría en su esposa y en el amor de su vida, Lina Codina

En ese momento, justo cuando su cuerpo recuperaba la posición erguida, Lina sintió cómo los ojos azules de Prokófiev se clavaron en los suyos. Durante un instante el universo se concentró en aquella mirada. 

Empezaba entonces una historia de amor que pasaría por muchos momentos hermosos pero también por dramáticas pruebas. 




La novela está divida en cinco partes diferenciadas. Después de una breve introducción en la que se nos presenta a una Lina sufriendo la crueldad del gulag, la autora nos invita a viajar a Nueva York, al momento en el que Sergei y Lina se conocen y empiezan a caminar juntos viviendo una historia de amor de la que la madre de Lina, Olga, recela desde el primer momento. Durante mucho tiempo la pareja permanece soltera, lo que Olga no ve con buenos ojos. Pero Lina se convierte en el amor y en la musa del gran compositor ruso, del que ella decide no separarse nunca: 

Sin saber en qué momento exacto sucedió, su presencia se fue convirtiendo en una fuente de energía indispensable para la creación musical de Prokófiev, que veía en ella su auténtica fuente de inspiración. 

La segunda parte de la novela se centra en la estancia de la pareja en París, donde rodeados de importantes figuras del mundo de la literatura, el arte o la moda del siglo XX, viven una larga luna de miel. Picasso, Hemingway, Misia Sert, Diáguilev, Rubinstein, Coco Chanel, son algunos de los nombres propios que cobran vida alrededor de los protagonistas. 

La tercera parte nos traslada al primer viaje que la pareja realizó a la Rusia soviética, donde fueron recibidos con las mejores galas de un régimen que escondía una larga sombra de represión y hambre. En aquella primera ocasión, Lina y Sergei estuvieron en Moscú durante un breve periodo de tiempo disfrutando del éxito del compositor y del carisma de su musa. Una vida feliz que la guerra sesgaría.




De vuelta en París, Sergei sintió siempre la necesidad de vivir en su madre patria y ni su viaje a los Estados Unidos, a la meca de los sueños de Hollywood donde les prometieron la gloria, pudieron frenar los impulsos del compositor de regresar a su hogar. La Segunda Guerra Mundial cogió a Lina y Sergei en el Moscú estalinista. Ambos y sus dos hijos, Sviatoslav y Oleg, no sólo sufrieron la dureza de la guerra sino que empezaron a sumergirse en el peligroso lodo de las sospechas constantes del régimen de Stalin.

Lina Prokofiev no sólo tuvo que enfrentarse a las penurias de la contienda sino que se vio atrapada en una pesadilla que la llevaría a vivir largos años en el gulag después de haber sufrido la tortura de la temible cárcel moscovita de Lubianka.

Una pasión rusa relata con pasión y gran fuerza narrativa una historia real que parece en muchos momentos sacada de la ficción. Pero la novela es también un texto muy bien documentado, no sólo en lo que se refiere a la historia personal de Sergei y Lina, sino también de lo que fueron los dramáticos acontecimientos bélicos del siglo XX. La novela supone también una denuncia a las purgas de Stalin y al imperio del terror que implantó en la Rusia soviética. Al final del libro, un pormenorizado apéndice da una larga serie de datos sobre lo que supusieron las denuncias, las torturas y las terroríficas cifras de muertos en el gulag. 

Reyes Monforte, autora de Una pasión rusa, es periodista y escritora. Su primer libro, Un burka por amor, se convirtió en un best seller con 52 ediciones. Un éxito similar cosecharon sus siguientes novelas, Amor cruel, La rosa escondida, La infiel y Besos de arena. Con Una pasión rusa ganó la decimocuarta edición del Premio de Novela Histórica Alfonso X El Sabio. Un premio muy merecido.

Una pasión rusa es una novela histórica hermosa, que recomiendo a todos aquellos amantes de la historia contemporánea, de la historia de la música y de las grandes historias de amor de todos los tiempos. 

4 comentarios:

  1. Muy de acuerdo con tu reseña, magnífica. Una pasión rusa es de una narrativa 10, tiene lo mejor de las grandes novelas, muy bien documentada, escrita, brillante... una pasada, vamos... desde luego, para mí, el mejor libro que he leído en muchos años.

    ResponderEliminar
  2. Todavía no me he estrenado con esta autora. Y por lo que cuentas, me parece que éste podría ser un buen estreno.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Me encantó leerla. Es fantástica. Besos

    ResponderEliminar
  4. Fantástica novela histórica, me está encantando.
    Más besos!!

    ResponderEliminar

¿Has leído este libro? Me encantaría conocer tu opinión sobre el mismo