Las damas más inteligentes del siglo XVI | Vicenta Márquez de la Plata



El siglo XVI fue el siglo del humanismo, del resurgir de las artes y de la aparición del Estado Moderno. Tiempos de guerras, conflictos territoriales y luchas intestinas por el poder. El siglo XVI fue el siglo de Carlos V, Francisco I o Enrique VIII. Hombres clave, por supuesto, pero junto a ellos, vivieron unas mujeres de gran valía que jugaron un papel determinante en aquella apasionante centuria.

Las damas más inteligentes del siglo XVI recoge la vida de cuatro mujeres brillantes que tuvieron un importante papel en el desarrollo de la política de los tres grandes estados europeos del momento, España, Francia e Inglaterra. Cuatro mujeres de la realeza, cuyo destino vino marcado por la razón de estado pero que supieron superar grandes vicisitudes y supieron estar a la altura de las circunstancias.

La primera de estas damas es Margarita de Austria, hija del archiduque Maximiliano de Austria y hermana de Felipe llamado el Hermoso. Margarita podría haber sido reina de Castilla por su matrimonio con el malogrado príncipe Juan, heredero de los Reyes Católicos pero su prematura muerte la devolvería a tierras de Flandes mientras su hermano se convertía en sucesor de Isabel y Fernando tras su matrimonio con Juana de Castilla. El libro rastrea toda su vida desde su infancia en Flandes hasta su papel determinante como regente de su sobrino en los Países Bajos, pasando por los distintos matrimonios fallidos.

El capítulo dedicado a Margarita nos muestra también el lado más humano de una mujer que deseó ser madre y terminó siendo la mejor protectora para sus sobrinos, hijos de Juana y Felipe.

Margarita había nacido para ser madre. Se ocupó de sus sobrinos con todo su amor y dedicación y si bien los hijos de los archiduques no disfrutaron de sus padres sí tuvieron una infancia feliz arropados por la buena tía Margarita. Ella vigiló su educación como grandes príncipes que habían de ser en el futuro y también se ocupó de su formación religiosa y moral. 

Descubrimos así a la bonne tante, a la política y también a la mecenas de las artes que protegió una vez dejó su papel de regente. Una mujer culta que se rodeó de artistas como Lucas Cranach o Bernard van Orley. Una dama que fue “gobernante experimentada, fiel a su sobrino y a su estirpe. Durante veinticuatro años gobernó sabia, justa, enérgica y bondadosamente las tierras a ella encomendadas, que es más de lo que se puede decir de muchos reyes y reinas”.

Luisa de Saboya

Si apasionante presenta la autora la vida de Margarita de Austria, interesantísima es la de Ana de Bretaña. Duquesa de Bretaña, Ana llegó a ser dos veces reina de Francia por sus matrimonios con los reyes Carlos VIII y Luis XII. La suya fue una vida intensa. Fue “la primera mujer que tuvo una corte propia pues como duquesa siempre la había tenido y al casarse no quiso renunciar a ella. En su corte, junto a sus damas, se reunían embajadores y hombres de mérito, nobles franceses y bretones”. La suya fue una corte erudita, donde “educaba a jóvenes nobles para el matrimonio y, como se reunía con ellas para aconsejarlas, se dice que su corte fue "el primer club de mujeres"”.

Ana de Bretaña fue también, como Margarita, una importante mecenas y precursora de los salones literarios que demostró, ya en el siglo XV, que las mujeres eran iguales a los hombres en capacidades intelectuales.

La siguiente en la lista, Luisa de Saboya, tuvo también un importante papel en la historia de Francia. Madre del futuro Francisco I, a Luisa nos la presenta la autora de este precioso libro como una mujer culta y una regente a la altura de cualquier dignatario masculino. Una mujer ambiciosa que, al ascender su hijo al trono de Francia con veinte años, “ella se vio a sí misma como la reina. O al menos como la reina madre, con todo lo que ello conlleva en autoridad y prestigio”. Luisa fue una figura clave en el reinado de su hijo, considerado el rey renacentista de Francia por excelencia. En sus ausencias, provocadas por las constantes guerras con su gran enemigo Carlos V, Luisa ejerció como regente con gran eficacia, sobre todo en los críticos momentos que sucedieron a la Batalla de Pavía, tras la cual, su hijo fue hecho prisionero por el emperador.

Luisa de Saboya, que gozaba de una inteligencia natural, llegó a tener un gran conocimiento de los laberintos de la política y a saber así mismo de las complejidades y vericuetos de la diplomacia. Todo ello no estaba reñido con su interés por el saber y las artes, sobre todo por las novedades que traía consigo el Renacimiento. 

Cierra este brillante elenco de mujeres excepcionales, la desdichada reina de Inglaterra Catalina de Aragón. Catalina fue mujer culta, gracias a la educación recibida durante su infancia en la corte de su madre, Isabel de Castilla:

Sus hijas estudiaron lo que convenía a una dama educada, modesta y pía y además: idiomas, poesía, música, danza, literatura, latín, griego, filosofía, derecho canónico y otras ciencias y artes. A donde quiera que su destino las llevó, las hijas de Isabel fueron la admiración de las gentes. 

 Catalina estaba destinada a ser una gran reina en la lejana y fría Inglaterra pero la muerte prematura de su primer esposo Arturo truncaría su futuro y la abocaría a una situación personal que tendría trascendencia política para su país de adopción y para toda la Europa cristiana. En los turbulentos años que le tocó vivir, Catalina demostró ser una gobernadora eficaz en ausencia de su segundo marido, Enrique VIII y soportó con impresionante dignidad el dramático alejamiento de su esposo.

Cartas, anécdotas, una amplia documentación nos coloca, una vez más, ante un libro excelente de la historiadora Vicenta Márquez de la Plata. Las damas más inteligentes del siglo XVI es una joya que nos traslada a una época apasionante de la mano de cuatro mujeres aún más apasionantes de las que la autora destaca por encima de todo su sabiduría, su inteligencia y su grandeza como soberanas, gobernadoras o regentes.

 Ficha técnica 

TítuloLas damas más inteligentes del siglo XVI
Autora: Vicenta Márquez de la Plata
Género: Biografías
Editorial: Ediciones Casiopea
ISBN978-84-120012-3-5
Páginas: 329
Precio (E-book): 8,99 €

Comentarios