miércoles, 2 de enero de 2013

Diosas, rameras, esposas y esclavas | Sarah B. Pomeroy

Título: Diosas, rameras, esposas y esclavas
Subtítulo: Mujeres en la Antigüedad Clásica
Autora: Sarah B. Pomeroy
Género: Ensayo
Editorial: Akal

Resumen del libro
Tradicionalmente, la historia de la mujer ha estado relegada como apéndice de cualquier momento histórico o incluso ni eso. Hace unos años, sin embargo, son muchos los historiadores e historiadoras que han empezado a tratar la cuestión de la mujer en la historia como un ámbito específico y merecido de estudio dentro de la historia social.

Sarah B. Pomeroy, catedrática emérita de historia en el Hunter College y el Graduate Center, de la City University de Nueva York publicó ya hace años esta obra que supuso, como dice su propia contraportada no sin razón, un giro copernicano en el ámbito de la historia social de la Antigüedad clásica y en el planteamiento de la Historia de la mujer como problema historiográfico

Pomeroy empieza su relato con una cuestión: Concebí este libro cuando me preguntaba qué es lo que hacían las mujeres mientras los hombres actuaban en todas las áreas en las que los eruditos clásicos han puesto siempre especial énfasis. A partir de aquí, este ensayo es un intento de rescatar del olvido a las mujeres desde la Edad del Bronce hasta la época romana. 

Diosas, rameras, esposas y esclavas repasa la concepción que de la mujer se tenían en aquellos tiempos clásicos, su papel en la religión, su papel en la sociedad, en el seno de la familia, en la vida privada, ámbito en el que tradicionalmente estuvo relegada. 

En su viaje al pasado femenino, Pomeroy nos explica qué educación recibían las mujeres, a qué dedicaban su vida y su papel principal como madres. En este aspecto descubrimos desde la visión teórica del cuerpo de la mujer de los grandes filósofos como Aristóteles o Platón hasta las cuestiones más mundanas y cotidianas como sus partos, la alimentación de sus hijos y la crianza de los mismos. Relacionado con la maternidad, el tema del matrimonio como institución desde tiempos ancestrales. Además nos adentramos en otros roles como las vestales, las concubinas, esclavas, sacerdotisas o tejedoras. 

Entre medio de todas esas mujeres anónimas pero trascendentales para la historia social de la cuna de nuestra civilización, Pomeroy destaca algunos nombres propios que consiguieron hacerse un hueco en la vida pública de marcado carácter masculino. Entre ellas, Aspasia, respetada por el mismísimo Pericles, o Safo, cuyo nombre y versos han permanecido a lo largo de los siglos. 

Mi opinión
A pesar de que de un tiempo a esta parte la historia se está interesando cada vez más por las mujeres como género histórico, es difícil encontrar una amplia bibliografía que nos hable de ellas. Y si nos alejamos en el tiempo, la búsqueda es a menudo frustrante. Por eso la obra de Sarah B. Pomeroy es una pequeña joya que ya se puede considerar como un clásico en su género. Es un precioso viaje a la vida de las mujeres a sus hogares en los que fueron relegadas, a los templos en los que algunas detentaron cierto poder, o a los palacios en los que otras se hicieron un hueco entre los grandes. Sus vestidos, su trabajo, su visión del mundo, un lienzo fantástico, una lectura más que interesante. 

5 comentarios:

  1. Un clàssic de la historiografia antiga. Molt recomenable! :)

    ResponderEliminar
  2. Según vi el título me acordé del de Fernández Álvarez, "Monjas, casadas, rameras y brujas", sigo con él y estoy entusiasmada.Este también me lo llevo apuntado. Muy feliz año 2013, Sandra :)

    un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
  3. No conocía este libro. Me lo apunto, que me gusta la temática que aborda.
    Besotes y feliz año!!!

    ResponderEliminar
  4. Yo me compré el último ejemplar en 2009 en Buenos Aires, desde entonces no se edita más.

    ResponderEliminar
  5. Muy bonito, pues estoy escribiendo una obra que habla de la mujer moderna y la antigua

    ResponderEliminar

¿Has leído este libro? Me encantaría conocer tu opinión sobre el mismo