viernes, 11 de enero de 2013

El beso | Elizabeth Hickey

Título: El beso
Subtítulo: Gustav Klimt tuvo una musa secreta. Esta es su historia
Autora: Elizabeth Hickey
Género: Novela histórica
Editorial: Punto de lectura

Resumen del libro
En octubre de 1944, una mujer, Emilie Flöge, abandona Viena precipitadamente. Con ella lleva solamente una carpeta con unos dibujos. Se traslada a vivir a Kammer am Attersee, cerca de Salzburgo, huyendo de la Viena anexionada al Tercer Reich. Con ella viaja Helene Klimt, su sobrina. 

Allí Emilie recuerda su vida en Viena, donde creció, tuvo éxito como diseñadora y conoció el amor de la mano de uno de los pintores más famosos y controvertidos de su tiempo, Gustav Klimt.

Emilie Flöge conoce a Klimt con doce años, cuando su padre, un fabricante de pipas de espuma de mar, lo contrata para que realice los retratos de sus tres hijas, Pauline, Helene y la propia Emilie. Entonces decide que también enseñe a su hija pequeña lecciones de dibujo.

Emilie y Helene, deseosas de alejarse de un hogar constreñido por las estrictas normas, empiezan a frecuentar el estudio de los hermanos Klimt. Así nace el amor entre Helene y Ernest quienes terminarán casándose y teniendo una niña. Pero el matrimonio dura poco más de cuatro años. Ernest fallece prematuramente y deja viuda a Helene.

Tras el funeral de Ernest, Emilie se encuentra con Gustav y tienen su primera relación física. Aun así, Emilie y Gustav nunca llegarán a tener una relación seria. Ella deberá soportar los continuos idilios con las muchas modelos y admiradoras del pintor que lo visitan a menudo en su estudio y lo invitan a innumerables fiestas. 

Emilie consigue encontrar su camino profesional de la mano de su hermana Helene con quien funda un salón de moda que será un auténtico éxito. En la tienda conocida como Hermanas Flöge, se venden multitud de vestidos diseñados por la propia Emilie, a veces ayudada por el pintor. 

Pasan los años y Emilie seguirá recordando desde Attersee sus largos veranos en aquel rincón austriaco en el que también había estado su compañero Gustav; la desaparición de algunos de sus seres queridos, entre ellos el propio pintor y la llegada de los nazis a Viena, hecho que supuso el fin definitivo de su negocio de moda y su declive profesional. En su retiro de Attersee recuerda cómo Gustav le propuso posar por última vez junto a él para pintar el que se convertiría en uno de sus cuadros más famosos, El beso. 

Elizabeth Hickey recrea la vida de Emilie Flöge  quien fuera la mujer que siempre estuvo al lado del pintor Gustav Klimt, con el que vivió una relación de amor platónico y amistad profunda. 

Hasta aquí la historia novelada. Pero Hickey introduce muchas variaciones con respecto a la historia real de Emilie y Klimt. Y es que tanto la relación entre los dos como la verdadera identidad de los amantes que aparecen en El beso, son enigmas que se llevaron a la tumba. Tal y como asegura la propia autora al final del libro, la frustración de no conocerlos [los verdaderos hechos] se ve compensada por la oportunidad de imaginarlos.

Todos los personajes que aparecen en la novela son personajes históricos, aunque de algunos haya variado parte de sus biografías. Así, en El beso aparecen las que fueron las principales modelos de Gustav Klimt, entre ellas, Adele Bloch-Bauer o Alma Schindler, u otros artistas como Egon Schiele o Oscar Korkoschka. 

En la novela también se repasa algunos de los momentos más destacados de la vida del artista como el conflicto que supuso la creación de los murales para la Universidad de Viena, su alejamiento de la corriente oficial de la Casa de los Artistas o la creación del movimiento Secesión.

En conclusión, El beso, de Elizabeth Hickey no es una biografía de Emilie Flöge o de Gustav Klimt, sino que es una recreación de aquel tiempo, una interpretación de sus vidas y una plasmación de unos sentimientos que bien podrían haber existido.

Mi opinión
Me ha gustado leer El beso. Una novela amena, fácil de leer, que busca descubrir y sobre todo entender la relación que existió entre Emilie Flöge y el pintor Gustav Klimt. Una novela que parece describir una historia real de amor, desamor, sueños y frustraciones. 

Como en alguna otra ocasión he dicho, me ha gustado mucho que al final de la novela la autora aclare y diferencie los aspectos que refieren a la historia real y aquellos que son inventados. 

Me ha gustado leer la vida de la Emilie Flöge imaginada por Elizabeth Hickey. Después de indagar un poco sobre su verdadera biografía, creo que la novela se aproxima mucho a lo que podría haber sido realidad. Y si no lo fue, es una bonita historia. 

5 comentarios:

  1. No conocía este libro y me has tentado mucho. Así que otro que pasa a formar parte de mi lista de pendientes. Muy buena reseña!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta genial!!! Este sí o sí lo quiero leer!!!
    Saludosss

    ResponderEliminar
  3. Que bonitos los cuadros de Klimt!!Sé de alguien muy querido que este libro le va a gustar.No lo conocia ,gracias por tu reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Una pinta estupendísima, gracias por la información! Me lo apunto. besos.

    ResponderEliminar
  5. ME HA ENCANTADO ME HA PROVOCADO LA CURIOSIDAD SOBRE LO REAL Y LA FANTASIA DE LOS PROTAGONISTAS....ADEMAS DE SER ALGO ROMANTICA.....ME ENCANTO....

    ResponderEliminar

¿Has leído este libro? Me encantaría conocer tu opinión sobre el mismo