jueves, 8 de mayo de 2014

Muerte en Madrid | Mark Oldfield

Título: Muerte en Madrid
Autor: Mark Oldfield
Género: Novela
Editorial: La Factoría de ideas
ISBN: 9788490183021
Páginas: 480 págs.
Precio: 19.95 €

El comandante Leopoldo Guzmán dirige con mano de hierro la Brigada Especial en la España de Franco. Ha pasado más de una década desde el final de la cruenta Guerra Civil pero el régimen franquista continúa vigilando en silencio y desde el secretismo más absoluto, a todo aquel que pueda suponer una amenaza para el orden establecido. Y solamente alguien como Guzmán, frío, implacable, es capaz de apretar el gatillo y eliminar de aquella España grande y libre los elementos subversivos. Pero puede que aquel sistema tenga alguna grieta que resquebraje un engranaje alimentado por el miedo.

Muerte en Madrid es una trepidante novela que no podemos catalogar de histórica. Novela negra o también ficción histórica serían quizás los géneros más adecuados. Pero al margen de su tipología como relato, Muerte en Madrid es una historia que mantiene en vilo al lector hasta el último momento.

La historia transcurre en tres tiempos distintos. El más remoto es también el más breve, que va apareciendo a lo largo de la novela en forma de pequeñas pinceladas. Se sitúa en los montes de Extremadura, en 1936, en los primero años de la guerra civil. Un grupo de republicanos intenta escapar de los temibles soldados de la guardia mora de Franco. Un episodio aparentemente poco trascendente pero que se convertirá en clave para entender la enmarañada trama del relato.



El segundo tiempo narrativo nos traslada al año 1953, momento en el que el comandante Guzmán vive su máximo apogeo como mano derecha de Franco en los asuntos secretos de la Brigada Especial. Un cargo con demasiado poder para que nadie se rebele contra él. Pero mientras la oscura amenaza de una mano ejecutora no se cierna sobre Guzmán, el temible comandante continúa con su sanguinaria rutina de arrestos, torturas y asesinatos sin ningún tipo de piedad. Sólo existe una orden, terminar con los rojos en aquella España oscura que permanece aislada del mundo. Junto a Guzmán, son pocos los que consiguen ganarse su confianza. Uno de sus más leales ayudantes, el teniente Peralta, un pobre diablo que acepta el cargo en la comisaría de la calle Robles junto al comandante Guzmán, para poder sacar adelante a su familia. Un hombre demasiado sensible en aquel mundo de crueldad sin límite que consigue ganarse la simpatía de su implacable jefe.

Por último, el tiempo presente, 2009, donde Ana María Galíndez, forense de la Guardia Civil, tiene que investigar una fosa de la guerra civil excavada en una antigua mina abandonada y en la que aparecen los cuerpos de quince personas asesinadas a mediados del siglo XX. Ana María acepta el trabajo sin rechistar, aunque no es precisamente de su agrado. Pero a medida que se va sumergiendo en la investigación, el fantasma de Guzmán se convertirá para ella en toda una obsesión. Del mismo modo que para otros investigadores que pondrán en juego la carrera y la vida de la forense. 

Los tres tiempos narrativos se van entrelazando de manera perfecta, de manera que lo que al principio parece una secuencia de hechos sin aparente relación entre sí, termina convirtiéndose en una oscura trama que se remonta a la victoria de Franco en 1939 y alarga su sombra hasta el mismísimo siglo XXI.

Muerte en Madrid es una novela muy bien escrita, a veces excesivamente detallista en las escenas crueles pero imagino que por la necesidad de ambientar la historia en una España que, por desgracia, fue demasiado tenebrosa durante demasiado tiempo.

A pesar de no ser, como decía al principio, una novela histórica, el autor hace una descripción minuciosa de aquella España triste, oscura, en gris, donde la pobreza, el miedo y la desesperanza eran el escenario de una historia de la que aún faltan muchas cosas por desvelar. 

Los personajes de ficción se entremezclan con otros nombres propios de nuestra historia reciente, desde el propio dictador, Francisco Franco, hasta algunos de sus principales ayudantes, como el teniente Queipo de Llano.

Mark Oldfield, autor de Muerte en Madrid, es criminólogo y docente, vocaciones que aúna en esta novela, una obra que pone el acento en el horror, el deber y la memoria histórica desde el punto de vista de un autor fascinado por la historia reciente de España. 

Muerte en Madrid es un thriller apasionante, que emociona y sorprende desde el principio hasta el final. Porque lo que parece en un principio puede que no termine siendo realidad.

Os la recomiendo encarecidamente.

5 comentarios:

  1. No lo conocía, pero me lo llevo anotado, que me ha gustado lo que has dicho sobre él.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Yo siempre ando buscando nuevos autores de novela negra, histórica o todo a la vez, jeje. Y tiene muy buena pinta, sí!
    Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Me lo llevo sin duda. Desde la portada hasta el título y lo que cuentas me llama poderosamente. La parte histórica y de suspense impide que me resista, jajaja

    Bs.

    ResponderEliminar
  4. Ya la había echado el ojo, será cuestión de conseguirla,
    besucus

    ResponderEliminar
  5. Muy buena novela. Ahora estoy por la mitad exactamente. Eso si, tiene un fallo clamoroso: el tabaco Ducados, al que alude que fuma el protagonista en 1.953, no salió al mercado hasta el año 1.962.

    Por lo demás, magnífica novela con una trama más que interesante.

    Es parte de una trilogia. La siguiente será "Exilio".

    ResponderEliminar

¿Has leído este libro? Me encantaría conocer tu opinión sobre el mismo